Procedimiento de ejecución hipotecaria

El procedimiento judicial de ejecución hipotecaria comienza con la interposición de una demanda contra el deudor hipotecario en los Juzgados de Primera Instancia del lugar en el que se encuentre el inmueble hipotecado.

Junto a la notificación del procedimiento judicial, es posible que se realice una reclamación del pago de la deuda si el anteriormente el acreedor no la ha realizado.

Con relación a los documentos que deben ser consultados durante el proceso, el Juez realizará un requerimiento al Registro de la Propiedad para que emita la correspondiente certificación de la inscripción de la hipoteca sobre la que recae el procedimiento y una relación de las demás cargas que graven el bien.

En caso de que el proceso siga adelante y no exista resarcimiento del deudor de la deuda debida, se señalará un día para la celebración de la subasta del bien hipotecado con el fin de que lo obtenido cubra la deuda reclamada por el ejecutante.

Cabe la posibilidad de que el deudor detenga el procedimiento de ejecución consignando el importe de la deuda con los intereses correspondientes hasta el momento de la demanda más los producidos hasta el momento de este pago.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE