Los bienes de los hijos y su administración

En general, corresponde a los padres la administración de los bienes de los hijos sujetos a patria potestad. Así pues, a salvo ciertas excepciones, serán los padres los que administren aquellos bienes cuya titularidad corresponde a los hijos, siendo éstos a quienes en todo caso corresponderán los frutos que los bienes produzcan.

De todas formas, el Código Civil excluye determinados bienes de la administración paterna, remitiendo la administración de los mismos a un tercero, en unos casos, o al propio hijo en otros.

Para los supuestos de administración deficiente por los padres que pusiera en peligro el patrimonio del hijo, el juez está habilitado para adoptar las providencias que estime necesarias para la seguridad y recaudo de los bienes, exigir caución o fianza para la continuación en la administración que ejercieron sobre sus bienes hasta entonces, prescribiendo la acción para exigir la obligación de rendición de cuentas a los tres años, y haciendo responder a los padres de los daños y perjuicios sufridos.

Por último, señalar que si el hijo menor viviera con ambos padres o con uno de ellos se permitirá a los progenitores destinar al levantamiento de las cargas familiares la parte de frutos que corresponda.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE