El proceso monitorio para reclamar deudas

¿Le deben dinero y ya no sabe cómo reclamar? La ley pone a su disposición el proceso monitorio, herramienta a través de la cual podrá exigir el pago de una deuda dineraria de cualquier importe, líquida, determinada, vencida y exigible, cuando la deuda se acredite mediante facturas, albaranes de entrega, certificaciones, telegramas, telefax, etc.

Estamos en Madrid para ayudarle con este proceso. Redactaremos su reclamación, pediremos la cantidad que le deben, el origen de esta deuda y todos los medios que justifiquen que es real, y la enviaremos al Juzgado de Primera Instancia del domicilio o residencia del deudor.

A partir de este momento, la deuda quedará en manos del Juzgado, quien exigirá que se pague en un plazo de diez días. Si el deudor no paga en este plazo y tampoco se pronuncia, procederá el despacho de ejecución, por medio del cual podrán embargarse los bienes del deudor para paliar la deuda.

Pero puede ocurrir que el deudor siga negándose a pagar, y su abogado nos conteste con un escrito de oposición. En este caso, dirigiremos nuestra reclamación por la vía civil, donde se abrirá el juicio. Esta vía es más tediosa, por lo que conviene probar suerte con el procedimiento monitorio, para evitar costes y tiempo: en la mayoría de los casos, el deudor no quiere acudir a los tribunales y devuelve el dinero.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE