Recursos Civiles
Partimos de la base de que toda resolución puede llevar consigo un error jurídico o fáctico. Con el recurso cabe la reparación de ese error.

Recurso de reposición.

Se define fundamentalmente por:
  • Es no devolutivo: ha de ser resuelto por el mismo tribunal que lo dicta
  • Es de tipo procesal o procedimental, es decir, se interpone contra las resoluciones interlocutorias dictadas contra la tramitación y resolución del proceso.
  • Y es no suspensivo: no suspende la ejecución de la resolución recurrida.
Este recurso se interpone contra resoluciones interlocutorias dictadas por cualquier tribunal civil: providencias o autos no definitivos.

La tramitación de este recurso es sencilla al no tener prueba. Ha de ser escrito y debe expresar la norma procedimental infringida. El plazo para presentarlo es de cinco días hábiles desde la resolución recorrida. Admitido a trámite, se concederá a las demás partes un plazo de cinco días para impugnarlo.

Transcurrido este plazo, el tribunal resolverá mediante auto en un plazo de cinco días. Además no cabrá recurso alguno contra este recurso, salvo en los casos en que proceda el recurso de queja. El efecto fundamental es retrotraer las actuaciones hasta el momento en que se produjo la infracción.

Recurso de apelación.

Se define fundamentalmente por:
  • Es devolutivo: la apelación es competencia de un tribunal distinto y superior al que dictó la resolución
  • Es de naturaleza ordinaria
  • El juez tiene la capacidad de revisar los hechos y fundamentos jurídicos de la Primera Instancia.
  • Aunque en teoría es suspensivo, no produce efecto de suspender la ejecución de la sentencia de condena. Esta sentencia no es firme, pero es ejecutable, aunque provisionalmente.
  • El fin fundamental es revocar o anular una resolución judicial
Son recurribles todas sentencias dictadas en toda clase de juicios dictadas en primera instancia: autos definitivos que son aquellos que ponen fin a la primera instancia y autos no definitivos que la ley diga expresamente que son apelables.

Recurso extraordinario por infracción procesal.

Serán las Salas de lo Civil y Penal de los Tribunales Superiores de Justicia quienes conocerán de los recursos por infracción procesal contra sentencias y autos dictados por las Audiencias Providenciales que pongan fin a la segunda instancia.

Motivos por los que se puede interponer este recurso:
  • Por infracción de las normas sobre jurisdicción y competencia objetiva o funcional
  • Por infracción de las normas procesales reguladoras de la sentencia
  • Por infracción de las normas legales que rigen los actos y garantías del proceso cuando la infracción determine la nulidad conforme a la ley o hubiera podido producir indefensión
  • Vulneración en el proceso civil de los derechos fundamentales reconocidos en el art. 24 de la Constitución
Contra la sentencia que resuelve el recurso extraordinario por infracción profesional no cabrá recurso alguno, salvo lo previsto sobre el recurso en interés de ley ante la sala de lo civil del tribunal supremo.

Recurso extraordinario de casación.

Habrá de fundarse, como motivo único, en la infracción de normas aplicables para resolver las cuestiones objeto de proceso.

En este tipo de recursos existe una doble competencia:
  • Recurso de casación común: competencia del Tribunal Supremo y se debe basar en una infracción de normas sustantivas de aplicación en todo el estado.
  • Recurso de casación autonómico: competencia del Tribunal Superior de Justicia por infracción del derecho civil foral o especial. Se exige que la sentencia sea dictada por una Audiencia Provincial del ámbito del Tribunal Superior de Justicia y que así lo recoja el estatuto de autonomía de esa comunidad autónoma.
Los efectos de la decisión del recurso de casación son similares a los del recurso por infracción procesal.

Recurso en interés de ley.

Se podrá interponer respecto de sentencias que resuelvan recursos extraordinarios por infracción de ley procesal cuando las salas de lo civil y penal de los tribunales superiores de justicia sostuvieran criterios discrepantes sobre la interpretación de normas procesales.

Sólo podrán interponer este recurso, el Ministerio Fiscal, el Defensor del Pueblo y aquellas personas jurídicas de derecho público cuando tengan algún interés legítimo.

Recurso de queja.

Este recurso no se va a pronunciar sobre el objeto del proceso o infracción procesal. Las resoluciones recurribles son los autos en que el tribunal que haya dictado la resolución, denegase la tramitación de un recurso de apelación, extraordinario por infracción procesal o de casación.

Se interpondrá ante el órgano al que corresponda resolver del recurso no tramitado y se resolverán con carácter preferente.

Recurso de revisión.

La revisión de sentencias firmes se solicitará a la Sala de lo civil del Tribunal Supremo o a las salas de lo civil y penal de los Tribunales Superiores de Justicia.

Los motivos que dan lugar a la revisión de una sentencia firme están enumerados.

La demanda de revisión no tiene efectos suspensivos, la sentencia firme es ejecutiva, aunque el demandante puede solicitar la suspensión siempre que aporte fianza específica o caución.

La audiencia al rebelde.

Se utiliza para impugnar sentencias firmes cuando la parte demandada no ha podido acudir al proceso, de forma que los demandados que hayan permanecido constantemente en rebeldía, podrán pretender, del tribunal que la hubiere dictado, la rescisión de la sentencia firme.


Ubicación: Madrid, Madrid, España
AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información